2:17 0 0
Campeonato del Mundo Open femenino

Campeonato del Mundo Open femenino

  Victor  |  diciembre 22021

La boirense se proclamó subcampeona en el Campeonato del Mundo Femenino Open

Alma Pérez: «La expectativa era hacer un buen papel y se superó totalmente»


Desde niña, Alma Pérez (Boiro, 2001) apuntaba alto. Ahora, a punto de cumplir los 20 años, tiene una buena colección de medallas en su casa y acaba de añadir una muy especial, la plata lograda el sábado en el Campeonato Mundial Femenino Open de taekuondo que se disputó en Riad (Arabia Saudí). «Es un torneo que da muchos puntos para el ránking, como un europeo. Por eso había mucha gente para clasificar», explica la boirense.


Ella acudió a la cita con la intención de ir pasando combates, porque cada victoria suponía un buen puñado de puntos: «La expectativa era hacer un buen papel y se superó totalmente». Pérez partía como séptima cabeza de serie y su primera rival fue la iraní: «Fue campeona del mundo cadete y es muy fuerte. Era grande, pero supe resolver esa desventaja y ganar».


Una vez superado este escollo, el siguiente reto no era para nada sencillo. En cuartos de final, Alma se topó con la serbia Tijana Bogdanovic, medalla de plata en Río 2016 y bronce en Tokio 2020. «Fue una pelea muy ajustada hasta los últimos cinco segundos. Estábamos empatadas, pero me saqué una buena acción de la manga para vencer», recuerda la taekuondista barbanzana.


La hora de las medallas

Con el podio más cerca, Alma Pérez arrasó en su semifinal a la rusa Margarita Alieva (22-3): «No la conocía, pero sabía que había eliminado a rivales fuertes».

En el último combate volvió a encontrarse con la turca Merve Dincel. «La semana pasada pelamos en Bosnia y me ganó por mucha diferencia. Aquí las expectativas eran diferentes, tenía el combate más analizado», explica la boirense. Eso se notó, porque la final fue muy igualada y se decidió en el punto de oro: «Arriesgamos, fuimos hacia adelante y a mitad del asalto ella consiguió puntuar».Alma se colgó la plata y no esconde que está muy contenta con su actuación. Consiguió muchos puntos y en el ránking de menos de 57 kilos, peso que es olímpico, escaló bastantes puestos: «El objetivo es seguir sumando y clasificar para el Grand Prix. 


Ir a París sería una locura, pero vamos con cautela. Hay que aprender a andar antes de correr».


Texto: la voz de Galicia

 
 
 

Archivo